Caza con Hurón

¡Si eres un fanático de la caza con hurón este es tu espacio!

Pocas modalidades tradicionales son tan adictivas y fascinantes como la caza con hurón. Oír romper al conejo en el cado o madriguera sin saber cuál va a ser la boca escogida para su carrera es una de las sensaciones más complejas de describir.

Si nunca la has sentido desde aquí te animamos a que la pruebes, porque sin duda será una experiencia de caza menor inigualable. Son muchos los cotos y fincas que en los últimos años tienen autorización para poder ejercer este arte debido a las plagas de conejos y los daños que estos ocasionan a sus cultivos.

A continuación encontrarás diferentes ofertas publicadas por los mejores cazadores de esta modalidad.

No se encontraron productos que concuerden con la selección.

Este sistema de caza, consiste en introducir el hurón por las diferentes bocas de la madriguera para que desaloje a los conejos, los cuales saldrán corriendo y será entonces cuando el cazador pueda dispararles.

También se pueden emplear redes para tapar los cados, cogiendo así a los animales vivos al enredarse entre ellas y no poder correr.

Aunque parezca fácil, la caza con hurón es más compleja de lo que parece, requiriendo un gran conocimiento de ambos animales: hurones y conejos. Es imprescindible intentar de encontrar el mayor número de bocas de la madriguera para que los conejos no huyan por ninguna que no esté tapada por redes o vigilada por el cazador.

Muchas veces, según el tamaño del cado, serán necesarios varios cazadores, ubicados en puntos estratégicos.
Aún así el tiro no es tan fácil como parece, ya que si hay muchas bocas el cazador puede ser sorprendido, sumando que el conejo en la mayor parte de los casos sale como “un misil”. Además hay que esperar que el conejo esté a una distancia adecuada para matarlo limpiamente.

Es imprescindible acercarse en silencio a las bocas de los cados, ya que si el conejo nota nuestra presencia se negará a salir. Habitualmente dejan que el hurón les de muerte antes que salir fuera y esto puede provocar, si trabajamos con hurones inexpertos, que la salida de estos una vez que han matado se alargue durante horas.

Los resultados obtenidos con esta modalidad pueden ser asombrosos en número de piezas, dependerá de la experiencia del cazador y por supuesto de la población de conejo que tenga el terreno.