Caza con Galgo

¡Galgueros, también tenemos un espacio dirigido a vosotros!

La caza con galgo como una apasionante caza tradicional que es, no podía faltar en nuestro portal. Disfrutar de la lucha de poder a poder de una collera de galgos frente a una liebre en plena naturaleza tiene algo que no es fácil de describir.
A continuación encontrarás todas las ofertas de fincas y cotos que han publicado su anuncio para vosotros.

No se encontraron productos que concuerden con la selección.

Una de las más deportivas e interesantes modalidades de caza es la de la liebre con galgo.

Está muy difundida en Toledo, La Mancha y Andalucía y, en contra de lo que parezca, el hombre influye decisivamente en esta caza, ya que es quien advierte la presencia de la liebre.

La caza de la liebre con galgo, además, no extermina, ya que las piezas qué se cobran son escasas. Una vez el cazador avista la liebre procede a su descame, dando una ventaja a sus galgos para hacerlo más emocionante, ya que de no ser así sería atrapada prácticamente al instante. La carrera adquiere entonces visos de espectáculo con los recortes de la liebre, que hace patinar a los perros como si corrieran sobre hielo.

El lance finaliza cuando dan caza a la pieza tras unos minutos de persecución o cuando la liebre logra despistar a sus perseguidores si el terreno presenta obstáculos. El galgo tarda unos diez minutos en recuperarse de la carrera, llega a correr a ochenta kilómetros por hora, y su resistencia mengua a lo largo de las carreras que tenga que dar durante la jornada.

La existencia de carreras de galgos se remonta a tiempos antiquísimos. Podemos encontrar documentos de la época primitiva de Los Faraones. Por esto último desde aquí queremos seguir manteniendo esta apasionante caza tradicional para que no llegue nunca a perderse.