Montería o Batida

¡La modalidad de caza mayor mas practicada por todos nosotros¡

Las monterías o batidas son las modalidades más sociales de nuestra pasión. Somos muchos los que solo deseamos llegue el día en que nos volvamos a reunir con nuestros mejores compañeros para disfrutar en equipo de la gran jornada. Noches en las que uno no duerme pensando en el gran venado o jabalí rompiendo hacia nuestro puesto.

Descubre nuevos terrenos, compañeros y los mejores trofeos de jabalí, ciervo o venado, gamo, y más en esta magnífica modalidad.

No se encontraron productos que concuerden con la selección.

Sin lugar a dudas es la montería la modalidad por excelencia de caza mayor en España, con sus variantes, como pueden ser la batida o el gancho. Es el tipo de caza más practicada en nuestro país y depende principalmente de dos especies: jabalí, como rey indiscutible de la misma, y el ciervo o venado, aunque en muchos lugares se suman otras especies como gamos, muflones, e incluso lobos en algunas comunidades al norte del Duero, también entran a los puestos.

Y es que la montería o batida no es solo una modalidad de caza de las más antiguas, es una modalidad que te permite encontrarte con amigos, vivir el campo en equipo, ayudar a los demás monteros a cobrar o pistear los rastros de las piezas heridas, observar y aprender del campo; y además ofrece al cazador, una de las sensaciones más apasionantes ligadas a la caza, como es el sentir latir tu corazón como si se fuera a salir del pecho mientras se aproxima a tu puesto una ladra y escuchas romper el monte justo antes de que te entre la pieza, sin saber lo que es, agudizando los sentidos para ubicarlo y estar prevenido. Es una sensación difícil de explicar, que ni siquiera un jabalí resabiado que ronda el puesto en una espera, en ocasiones consigue igualar.

La caza de montería o batida es una modalidad de caza mayor en el que los perros tienen un protagonismo especial. En la Península Ibérica existen varios tipos, pero son dos los más clásicos. La que se lleva a cabo en Galicia, Asturias y Cantabria, que se realiza prácticamente a la manera tradicional, y la montería o batida a la española, que se lleva a cabo en el resto del territorio español.

En la montería norteña, el montero sale con su perro atado a una larga correa para buscar el rastro del animal al que quiere abatir. Se trata de un tipo de caza que requiere de profundos conocimientos de las señales y costumbres de los diferentes animales del bosque y una buena forma física.
En cambio, en la modalidad de montería a la española se establecen una serie de armadas o líneas de puestos con cazadores que rodean el terreno a batir.

Desde un extremo se procede a la suelta de las rehalas conducidas por sus respectivos perros, con el objetivo de que las piezas intenten atravesar la línea de cazadores (monteros). De esta forma, los perros se encargan de dirigir toda clase de animales hacia los cazadores. Con lo cual, no se trata de una modalidad selectiva, sino que es el propio cazador el que tenga que elegir en el momento.